Instrucciones sobre el modo de actuar en las iglesias a partir del 30 de marzo para protegerse edel Coronavirus

Archidiócesis católica de Tokyo
Arzobispo Kikuchi Isao
2020,3,23

A todos los feligreses de la Archidiócesis católica de Tokyo

Instrucciones sobre el modo de actuar en las iglesias a partir del 30 de marzo para protegerse edel Coronavirus

Continúa la propagación del Corona virus a una escala de dimensiones mundiales. Como es sabido, en diversos país se están suprimiendo las misas y actividades públicas en las iglesias. El pasado 19 de marzo, basándonos de nuevo en el criterio de los especialistas del gobierno, se ha decidido adoptar para la diócesis de Tokyo los criterios siguientes para que, según esos criterios, se adopten las medidas concretas oportunas.

1 A partir del domingo 30 de marzo están dispensados, por algún tiempo, todos los fieles de la asistencia a la misa dominical.

2 A partir del 30 de marzo, por algún tiempo, se suprimen, por regla general, las misas públicas en las que participe un grupo numeroso e indeterminado de fieles.

3 Bodas y funerales pueden celebrarse como de ordinario, con tal de que se adopten medidas suficientes para evitar los contagios.

4 Se recomienda suprimir o aplazar toda clase de eventos, ceremonias, reuniones etc., con excepción de pequeñas reuniones de unas 20 personas. Aun en estas últimas, obsérvense las precauciones convenientes (desinfectarse las manos, ventilar la habitación, evitar el contacto físico cercano y no estar demasiado tiempo reunidos).

5 Toda la liturgia de Semana Santa no se celebrará públicamente. En cuanto a los bautizos, sigan las indicaciones del párroco.

6 Para proteger la vida, especialmente la vida de las personas mayores que ya padecen alguna otra enfermedad, se recomienda no salir de casa y sumarse desde allí a la oración de la comunidad.

7 Los fieles que acostumbraban a cooperar a la colecta de Caritas durante la Cuaresma, háganlo entregando su aportación directamente al párroco.

Además, gracias a la colaboración de los fieles de la parroquia de Sekiguchi se está transmitiendo la misa por internet.

Continuaremos haciéndolo durante Semana Santa. La proyección irá acompañada por un texto escrito subtitulado, preparado por un voluntariado.